Traducción

English cv French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese SimplifiedCatalunya País Basc

domingo, 27 de noviembre de 2011

“La Coca-Cola está controlando mi vida”; bebe 18 latas al día


Un hombre confiesa como su adicción a la Coca-Cola Light ha llegado a controlar su vida. Darren Jones, de 38 años, explica que no puede pasar un día sin tomar dicho refresco, llegando a tomar 18 latas al día, lo que equivale a 42 litros a la semana, lo que le cuesta unos 4,700 dólares al año.
Durante la última década su hábito ha ido empeorando a tal grado de que no puede salir de casa sin una lata de Coca Cola.

Sorprendemente Jones insiste en que su enorme consumo -equivalente a 65.700 latas durante los últimos diez años- no le ha causado algún problema médico o dental. Aunque reconoció que si no consigue su dosis diaria se pone de mal humor e irritable, publica Daily Mail.

En cambio, la familia de Jones asegura que cuando él no tiene lo que quiere, para ellos es una pesadilla.
Aunque el Jones insiste en que su adicción no ha afectado su salud, los expertos le han advertido lo contrario.
Sin embargo, el doctor Vicci Owen-Smith director adjunto de Stockport NHS de la salud pública, dijo: “Coca-Cola Light tiene edulcorante artificial y contiene cafeína. Demasiado puede causar daño“. Además de que investigadores dicen que las bebidas de dieta causan aumento de peso, posiblemente por que impulsan un ansia de alimentos azucarados.
Coca-Cola Light se introdujo por primera vez en los EE.UU. el 9 de agosto de 1982. Fue endulzado con aspartamo, para ahorrar dinero, después se convirtió en el edulcorante disponible en los EE.UU. al año siguiente.
¿Que piensas?

2 comentaris :

mayo dijo...

ooo la wea obsesionada..... kiero que salven un gatito ;)

Our Health Our Life dijo...

Interesting article, thanks! I’ve subscribed to your website posts. Nice ideas in this blog. Our Health Our Life agree with you.

Publicar un comentario

Cuadro de honor